Lanzan al mercado un dispositivo que analiza plantas de cannabis para uso medicinal

A través de una base de datos con 300.000 testeos de plantas, usa inteligencia artificial con aprendizaje de máquina para analizar rápidamente la composición de cada flor seca

Una empresa de biotecnología israelí lanzó al mercado un dispositivo que analiza, con inteligencia artificial (IA) y aprendizaje de máquina (machine learning), plantas de cannabis para uso medicinal. Se trata de GemmaCert, una cápsula en donde se introducen flores secas (conocidas como cogollos), flor molida, biomasa, hachís y, por ahora, extractos a base de etanol (uno de los componentes que se extractan de las plantas medicinales y se utiliza para producir). Está dirigido a productores de cannabis medicinal, para que puedan testear rápidamente la materia prima.

A través de una gran base de datos, puede testear su porcentaje de THC, CBD, CBG y AW, es decir, los componentes de la planta. Y cada extracto tiene una función diferente según la cepa que se utiliza. El dispositivo tiene el tamaño de una cafetera y pesa menos de 2 kilos.

Gastón Chait, CEO de Cultibaires y representante de GemmaCert en la Argentina, dijo que esta máquina marca una “nueva era en la producción”. Señala que es el primer dispositivo que permite testear la flor de cannabis sin alterarla (queda intacta), antes de realizar el aceite.

El dispositivo puede medir, por ejemplo, la concentración de THC (tetrahidrocannabinol) que produce un efecto psicotrópico (en distintos niveles) y CBD (cannabidiol), que no lo tiene, y es usado para tratar muchas enfermedades.

En noviembre del año pasado, en la Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) anunció la aprobación del primer producto de cannabis que estará en el mercado. Contiene CBD y está dirigido a pacientes con tratamiento de epilepsia refractaria, focalizada en niños, del laboratorio Alef Medical Argentina.

Chait señala que en la Argentina hay muchos productores de cannabis que hacen un trabajo “en silencio”, debido a que no hay una ley hoy para la actividad. Según afirma, hoy hay entre 8 y 10 empresas del Estado que están cultivando cannabis medicinal con permisos.

Cómo funciona

El dispositivo trabaja con un motor que hace girar la flor pudiendo obtener 24 tomas a cada muestra. Los algoritmos de la IA hacen cálculos para compararlas con una base de datos codificada de más de 300 mil testeos. En 1 minuto, ya se puede obtener resultados y desde la compañía israelí señalan que tienen la “base de datos de cannabis más grande del mundo”.

Ese, señalan, es su mayor diferencial. Asimismo, aprende (a través de machine learning) de cada flor de cannabis que se introduce en el dispositivo, lo que permite ir ampliando esa base de datos. La máquina se conecta vía Bluetooth a cualquier dispositivo con Android conectado a internet con 4G o Wifi, mediante la app de GemmaCert que se descarga de Google Play. El analizador viene con un panel de control que se usa desde la PC donde se ven todos los resultados.

Según señalan, hasta el momento, los laboratorios podían analizar el cannabis con máquinas de precisión de HPLC gaseosas o líquidas con alto costo ya que usan solventes, y los solventes destruyen la muestra (la muestra que se destruye no se puede volver a usar). Este dispositivo está diseñado para testear cannabis de forma profesional, reduciendo el tiempo de preparación de muestras, testeos y el costo logístico.

La compañía es una empresa de biotecnología israelí especializada en testeo profesional de cannabis. Fue fundada en 2015 en colaboración con la Universidad Hebrea de Jerusalén, un centro de investigación del cannabis desde la década de 1960. El valor del dispositivo es de USD $4,500 (la versión lite) y USD $9,350 (la versión completa).


La Medicina de la Tierra se responsabiliza de que la información presentada en este sitio web sea fidedigna en el momento de su publicación. Sin embargo, con el avance del tiempo surge nueva información científica y médica que puede hacer que la información presentada aquí pierda vigencia. Con el tiempo también pueden cambiar tanto las leyes como su aplicación. Además, las leyes y normas legales con respecto al uso de sustancias discutidas en este sitio web varían en función de las diferentes jurisdicciones de cada país. Se le recomienda al lector consultar cuidadosamente las fuentes apropiadas para estar al tanto de la información vigente en temas científicos, médicos y legales. El material de este sitio web no pretende ni debe ser utilizado en reemplazo de una consulta personal con médicos y abogados. La información ofrecida en este sitio web tiene un uso exclusivamente informativo y no debe ser utilizada para diagnosticar una enfermedad, condición médica o para prescribir tratamiento alguno. La información contenida en este sitio web no pretende fomentar el uso de plantas etnobotánicas. La Medicina de la Tierra rechaza específicamente toda responsabilidad legal respecto a cualquier accidente, lesión o daño que se pueda sufrir como consecuencia directa o indirecta del uso o aplicación de cualquiera de los contenidos aparecidos de este sitio web.

Copy link
Powered by Social Snap